ir a la portada de ELPajarito.es

Demagogia económica

J.L. Vidal Coy

Esto es demagogia y lo demás son tonterías. No hay otra, tras el discurso del candidato a ocupar, quizá brevemente, la Presidencia de la Región. A la consabida letanía de medidas estándar sobre trasvases, desempleo, etcétera, Sánchez añadió en su propuesta de ayer una serie de naderías económicas no por ya sabidas menos sorprendentes.

Salta a la vista para cualquiera medianamente avisado la inconsistencia del paquete impositivo del candidato. Resulta que para una Región económicamente exhausta, con niveles de deuda entre los más altos de España, una financiación regional deficiente, una gestión autonómica que deja mucho que desear, un deterioro de los servicios públicos manifiesto y notorio, al aún candidato no se le ocurre otra cosa que un paquete de bajada general de impuestos autonómicos.

Así, el muchacho declaró solemnemente que en su mandato, si es que no se acaba dentro de catorce días exactamente, eliminará el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, reducirá el de Transmisiones Patrimoniales Onerosas y Actos Jurídicos Documentados y bajará el 20% el tramo autonómico del IRPF, cosa esta última que, según él, beneficia al 53% de los contribuyentes murcianos.

Ya. La pregunta es: dado el deterioro rampante de la economía y la financiación regional, ¿cómo piensa el candidato seguir manteniendo la Sanidad y la Educación públicas, o la ayuda a la Dependencia, si baja aún más los impuestos?

La receta neoliberal de “a menos impuestos, más empleo” se ha revelado suficientemente fallida en este lado del charco. Puede, aunque sea dudoso y discutible, que ese eslogan haya producido algún resultado allende los mares, en esa tierra de 52 estados cabeza del capitalismo mundial. Puede. Tampoco está demostrado eso ni que acá sirva.

Lo que es aquí, la cosa no funciona. A ver, si no, cómo se van a recuperar los niveles de eficiencia y atención al ciudadano que tenían antes incluso de que el PP gobernara la Sanidad y la Educación públicas. ¿Cómo va el candidato a mejorar la primera después de que, por ejemplo, en los últimos años los conciertos y derivaciones de enfermos a hospitales privados hayan provocado un deterioro claro de la atención al paciente, si va a rebajar por la vía impositiva los ingresos generales de la Comunidad Autónoma?

O ¿cómo va el candidato a mejorar la enseñanza —esa que él mismo deja hecha unos zorros tras su etapa de consejero— en los colegios, institutos y universidades públicas de la Región si no incrementa los ingresos necesarios para mejorarla? ¿Cómo va a abrir más guarderías? ¿Disminuyendo aún más los efectivos docentes y de gestión?

Aquel eslogan neoliberal queda muy limpio y estético, sobre todo oído de boca de la ínclita Esperanza Aguirre. En la práctica los servicios al ciudadano no pueden mejorar si no se aumenta la financiación y el músculo gestor de la administración regional y municipal.

No hace falta subir impuestos para eso. Sólo hay que gestionarlos eficientemente. Mejor olvidar las frases hechas y reautonomizar y remunicipalizar concesiones de servicios públicos en manos privadas (agua, transportes, limpieza, basuras, hospitales, enseñanza concertada…), para que los posibles beneficios reviertan en la caja de los ciudadanos y no en la de unas cuantas empresas privadas.

Como guinda puede incluso mejorar la eficacia administrativa, para lo que se hace necesario una reprofesionalización del funcionariado, eliminando los cientos, por no decir miles, de ascendidos por enchufe y nombrados a dedo por el partido del candidato durante estos últimos veinte años. Verá, entonces, como el ahorro repercute en todos los ciudadanos. Lo otro, bajar impuestos a tutiplén, además de ser engañoso es demagógico.

Comentarios

Enviado por jeremiah johnson el

Pero hombre Jose Luis, no digas chorradas, ¿ cómo quieres que España versus Murcia sea Una, Grande y Libre si no paras tú y los como tú de criticar ? El nuevo presidente autonómico es un hombre inteligentísimo, (se le nota a simple vista) y llevará a los murcianos a las brillantes cimas que se merecen. Agua, salud, dinero y, porqué no amor para todos los murcianos. Estamos esperanzados, ilusionados con esa luz que ilumina el occidente desde la región murciana, olvidada sí, pero llena de variadísimas oportunidades para el progreso no ya de la Gran España sino de toda la humanidad que ha de reflejarse en el áureo espejo murciano. Jose Luis, que no te enteras chico, estás demodé, el brillante futuro se acerca y tú empeñado en no quitarte las gafas de sol.

Añadir nuevo comentario