ir a la portada de ELPajarito.es

Clase obrera; que no es clase media

Juan A. Gallego Capel

Más de la mitad de los españoles acepta a regañadientes haber bajado de clase social en los últimos años por el empobrecimiento que ha provocado la crisis. Hay estudios que dicen que el 51% declara haber perdido posiciones en la escala social frente a un 42% que no lo reconoce. El grueso de los movimientos se produce entre los que descienden de la clase media a la clase media-baja.

“La salida de la crisis que propuso la derecha nos dejó más pobres, más desiguales, menos protegidos y más precarios; esta es la herencia estructural por la política económica aplicada y reformas como las laborales”

El Banco Mundial define como clase media a las personas con ingresos diarios de entre 11 y 110 dólares al día. No sé qué pensareis, pero si hablamos de España yo diría que habría que considerar a la clase obrera en la órbita de la clase baja, en mi opinión la clase media se encuentra por encima de los 80.000 € de ingresos anuales de toda la unidad familiar.

Todo esto viene al hilo del debate sobre si el Gobierno está dispuesto subir el impuesto sobre la renta de las personas físicas, IRPF, para las rentas más altas. Desde hace unos días, el Ministerio de Hacienda y Unidos Podemos tratan de acercar posturas para pactar los Presupuestos Generales del año que viene.

Que pague más quien más tiene, que el sistema tributario sea progresivo lo exige hasta nuestra Constitución; por tanto, parece que el esfuerzo que tenemos que hacer todos para sacar al país de la deuda en la que está sumergido sea razonable, que el Gobierno no sólo suba los impuestos a los que más ganan en este país sino para que haya mayor proporcionalidad en el esfuerzo entre unos contribuyentes y otros.

No, no creo que tenga sentido que pague lo mismo una persona que gana 60.000 € al año que una persona que gane el doble. Hoy, la gestión de la economía del Gobierno de Rajoy nos dejó una grave desproporción, porque mientras que alguien que gana 100.000 € tributa al 35%, otra con rentas de capital por esa misma cifra anual lo hace al 23%.

Lo cierto es que la salida de la crisis que propuso la derecha nos dejó más pobres, más desiguales, menos protegidos y más precarios. Esta es la herencia estructural por la política económica aplicada y reformas como las laborales. Si se tuviera que establecer una clasificación del modo en que se han reducido las rentas reales, esta sería: el 40% de las rentas menores han perdido alrededor de un 30% de sus ingresos; las clases medias han perdido alrededor del 10%, mientras que la clase alta ha subido. Concluyendo, la clase media representa en nuestro país a un 20% del total. Sí, son esos que trabajan sin control de horarios, que tienen más de dos casas, varios vehículos (alguno de lujo), los chicos en centros privados y con la asistencia de algún profesor particular, cuentan con personal de servicios a jornada completa y los que se permiten caprichos o viajar de forma asidua. Esos no son clase alta ni ricos (eso es otra cosa), son simplemente clase media. La clase obrera, un 65% de los españoles, es la que está pagando las consecuencias, los que estamos haciendo el esfuerzo por levantar el país. ¿Es probable que esa clase obrera haga renacer el concepto de lucha de clases que habíamos olvidado? No lo sé, pero si no lo remediamos acabará siendo insostenible. Cada vez cae más gente en la parte de abajo.

 

Añadir nuevo comentario