ir a la portada de ELPajarito.es

¡Abran filas!

Juan A. Gallego Capel
Diego Conesa, nuevo secretario general de los socialistas murcianos, en un acto de la campaña de primarias.

Este fin de semana hemos visto banderas de España, alguna de desmesurado tamaño, ondeando, apabullantes y en solitario, en plazas y balcones. Son prueba del españolismo que nos rodea, tan enfático como de costumbre. Por ello, podemos preguntarnos si los socialistas debemos aventurarnos por los caminos de un nacionalismo españolista afirmado sin ambages. Es más, dado que el nacionalismo juega de muchas formas en el anchuroso campo de la política, y con frecuencia alimenta estrategias populistas, es pertinente interrogarnos acerca de si estamos ante un caso de "populismo socialista". ¿Verdad que no?

La historia fue como fue, el antifranquismo era débil, la sociedad estaba acogotada por el miedo, aquellos generales que redactaron de puño y letra el artículo 2 de la vigente Constitución, y aquellas Cortes franquistas, las que primero aprobaron la Ley de Sucesión, las que aprobaron la Ley de Reforma Política, es decir la Transición. Que el sistema político actual se levante sobre la reforma y no sobre la ruptura es la explicación fundamental de lo que está ocurriendo. Pero la historia fue la que fue, “todo queda atado y bien atado”, no fue posible de otra manera. En fin, no hubo ruptura pero nos queda esta España.

"Que el sistema político actual se levante sobre la reforma y no sobre la ruptura es la explicación fundamental de lo que está ocurriendo… no fue posible de otra manera, pero nos queda esta España"

Hemos visto una enorme manifestación contra los muros, los muros por no soterrar las vías del AVE a su paso por el centro de la ciudad de Murcia. Decía el portavoz de la Plataforma Pro-Soterramiento, Joaquín Contreras: “Esta región merece más y no tiene quien la defienda”, refiriéndose a un inepto Gobierno regional, y añadiría por simpatía a los empresarios murcianos, o mejor dicho al presidente de la patronal, el sr. Albarracín. La patronal junto a las cámaras de comercio y cinco colegios profesionales se entrevistaron con el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, con el propósito de solicitarle que el AVE llegue lo antes posible a Murcia, mientras que rechazan la opción de situar la estación provisional en Beniel, tal y como reclaman la Plataforma Pro-Soterramiento y la oposición. “Exigimos la llegada del AVE lo antes posible; queremos la Alta Velocidad ya”, dijo el tontolaba de la CROEM.

Y también vimos cómo el PSRM dio un paso enorme en su renovación, no crean que sin resistencia, pero ha sido posible y de la forma más democrática, con primarias y a doble vuelta, igualito que los demás. Todavía queda mucho por mejorar en cuanto a democracia interna se refiere, queda recorrido. Ahora todos a cerrar filas en torno a nuestro secretario general, gritaba alguien en sede regional celebrando la victoria.

Citando a José Antonio Pérez Tapias: “El cerrar filas, buscando unanimidad compacta, traiciona la unidad como logro a partir de la diversidad. Por ello es de obligado cumplimiento seguir un imperativo de signo contrario: ¡abran filas!. Es lo que hay que hacer para que un partido político sea poroso a las ideas y abierto a la ciudadanía”. En el PSRM, ante su 15 Congreso, bien puede aplicarse la invitación a abrir filas para que salga de su ensimismamiento y de posiciones alejadas de la ciudadanía, las cuales se blindan tras toda una red de términos encaminados a apuntalar el sistema en vez de promover su transformación. Por hablar sin engaño, debe empezar la renovación del proyecto socialista.

 

Añadir nuevo comentario