ir a la portada de ELPajarito.es

Con viento en contra

Juan A. Gallego Capel

Con todo el viento en contra, lo pactado y como idea básica era avanzar hacia una candidatura de consenso que evitase la confrontación. Pero al parecer esa candidatura sólo podía ser factible si era en torno a María González Veracruz, que según ellos (los tradicionales mandamases) pudiera, por una vez, aglutinar todas las corrientes y trabajar para desalojar de una vez a los populares de San Esteban. Craso error, si el PSRM-PSOE quiere gobernar alguna vez será con el apoyo de IU y Podemos, que no estarán dispuestos a hacer presidente a un socialista que defienda un proyecto de centro-izquierda que es lo que querría la vieja guardia.

“Algunos miembros de la Ejecutiva regional no sólo actúan en las redes sociales invitando al voto, sino también como peones al servicio de sus intereses realizando trabajos de honestidad discutible”

A mediados de mayo, el hoy todavía secretario general del PSRM-PSOE, Rafael González Tovar, anunciaba que no optaría a la reelección a su cargo en el partido. Vino a decir algo así: "es bueno que venga alguien de refresco". También se atrevió a asegurar que seguiría como portavoz del Grupo Parlamentario Socialista afirmando que podría trabajar "perfectamente" con el nuevo secretario o secretaria general del PSRM-PSOE; de hecho, es lo que hizo él cuando era secretario general y Begoña García Retegui pasó a ocupar la portavocía del grupo parlamentario. Ese mismo día recuerdo comentar con compañeros que María era el pretendido refresco. No pienso hacer aquí balance de su gestión, de ello ya se encargará el Congreso a primeros de octubre.

Algo positivo de este proceso es que por fin ya no son tan relevantes los avales. Ha terminado el plazo de recogida de los mismos y se da por hecho que los tres candidatos serán desde este momento oficialmente candidatos. Por ello, desde estas líneas tengo que denunciar la falta de neutralidad de la Comisión Ejecutiva Regional (CER) porque está claro que es como los unicornios: maravillosos animales mitológicos que no existen.

Si repasamos el código ético del PSOE, la ejemplaridad en la conducta deja mucho que desear; por ello, no parece un disparate pedir la renuncia inmediata del secretario general y su relevo por la vicesecretaria general. En justicia, el parentesco de consanguinidad es motivo de inhibición o abstención, ¿o es que no existe interés personal entre el secretario general y una candidata?

La exhibición de algunos miembros de la Ejecutiva regional para favorecer a María González Veracruz es más que evidente. Algunos de ellos no sólo actúan en las redes sociales invitando al voto, sino que actúan como peones al servicio de sus intereses realizando trabajos de honestidad discutible. En la preparación del Congreso y las primarias, la CER tiene que mantener una actitud de exquisita neutralidad. A día de hoy, no parece que eso sea lo que está sucediendo sino más bien lo contrario.

Las formas en la que se resuelva esta situación interna van a condicionar la vida política en la Región de Murcia durante los próximos cuatro años. Un PSOE fuerte, con un líder sólido, es fundamental para evitar que los votantes de izquierda no tengan más remedio que refugiarse en otro sitio.

Si al final la crisis se salda como consecuencia de una operación conspirativa, al margen de la democracia interna y con el árbitro (la CER) a favor, el PSRM no podrá soportar el vendaval que se le avecina.

 

Añadir nuevo comentario