ir a la portada de ELPajarito.es

Carta con petición para Pablo Iglesias

Domingo Sanz

Hola Pablo. He pedido a algunos de mis amigos que te hagan llegar esta carta a través de la organización. Se trata de una acción en la que estoy pensando desde el verano pasado. Creo que Podemos es el único partido capaz de liderarla y llevarla a cabo en toda España, y también el único que puede conseguir que se sumen otros partidos políticos y muchas organizaciones sociales.

Es evidente que la vigente forma de Estado en España no ha sido el resultado de la voluntad popular. A pesar de su origen, superó la transición vinculando su continuidad a una Constitución que en 1978 significaba democracia. Es tal el blindaje del que ha disfrutado que ni siquiera las empresas privadas que realizan estudios de opinión se han atrevido a preguntarnos si preferimos república o monarquía. Incluso el CIS ha dejado de preguntar por la valoración de la Corona desde enero de 2015.

Pero, a pesar de tanta protección, la Monarquía está sufriendo un deterioro muy importante.

"Estoy pidiendo que Podemos convoque y realice en un día determinado una consulta abierta sobre la forma de Estado: alguien y en algún momento tiene que dar el primer paso para conseguirlo"

Por una parte, se la está utilizando como punta de lanza contra las libertades democráticas, especialmente la de expresión. Ayer mismo la Audiencia Nacional condenó a una persona porque hace dos años insultó al Rey Juan Carlos en Facebook, argumentando en la sentencia que “injuriar a la Corona puede atentar contra la paz social”. A pesar de que no quedó probado en el juicio que “la paz social” se haya alterado durante los últimos dos años debido a esas injurias.

Por otra parte, en el discurso del 3 de octubre, en el de Navidad, en Davos y en un acto público que acabo de escuchar, Felipe VI ha tomado reiteradamente partido y destruido su condición de jefe del Estado de todos los españoles. Imprescindible el artículo del catedrático Pérez Royo “El rey en Davos, una vergüenza nacional”.

A pesar de todo eso, y de mucho más, sabemos que la mayoría de diputados nunca permitirá que la sociedad española decida con carácter vinculante, y por separado, si continúa la Monarquía o se constituye una República.

Mi petición:

Te propongo que Podemos convoque a todas las personas que voluntariamente quieran participar para que puedan dejar constancia de su opinión sobre si la forma de Estado en España debe ser República o Monarquía.

Si yo pudiera organizar esta inmensa movida lo haría de la siguiente manera:

  •  La convocaría en el ejercicio de los derechos de manifestación y expresión.
  •  No contaría con organismos públicos ni emplearía sus recursos. La financiaría como proyecto con las aportaciones voluntarias de quienes decidieran apoyarla.
  • La definiría como una consulta demoscópica voluntaria a la que estarían invitadas todas las personas con DNI mayores de 16 años (por ejemplo).
  • Invitaría a sumarse desde el primer momento a todos los partidos políticos legales y entidades sociales que quisieran participar, pero establecería un plazo para constituir el grupo promotor inicial, al que después podrían sumarse más organizaciones, incluyendo también la posibilidad de hacerlo en calidad de observadores.
  • Señalaría una fecha concreta para su celebración, con al menos seis meses de antelación.
  • La entrega de opiniones en la fecha señalada sería presencial, pues debe implicar una gran movilización democrática, pacífica y festiva, como la de cualquier jornada electoral. Es decir, no emplearía Internet. Debería señalarse, también con suficiente antelación, un horario determinado y unos lugares físicos a los que puedan acudir quienes voluntariamente deseen participar. Los lugares pueden ser sedes de partidos o asociaciones, pero también podrían serlo bares o cualesquiera otros locales de titularidad privada que se presten a colaborar. Creo que habrá suficientes para cubrir todo el territorio nacional.
  • En los lugares anunciados se constituirían mesas de recogida de opiniones (MRO) similares a las mesas electorales clásicas, admitiendo la acreditación de interventores de organizaciones distintas a las convocantes. Se pondrán urnas a disposición de las personas que acudan a opinar, lo que se haría mediante unas papeletas cuyos modelos se deberían publicar con la antelación suficiente para que cualquier persona pudiera imprimirlas. Se deberá garantizar el secreto en la votación de las opiniones.
  • Para asegurar que todas las personas que quieran expresar su opinión forman parte del censo, deberán mostrar su DNI a alguno de los miembros de la MRO a la que decidan acudir, quien introducirá su número en una aplicación informática que tendrá instalada en su teléfono móvil. En caso de que ese mismo número ya figure en la aplicación no se aceptará la papeleta, pues significaría que ya habrá opinado con anterioridad. Si la aplicación permite la introducción del número del DNI significará que se puede introducir la papeleta de opinión en la urna.
  • Finalizado el horario establecido para la “votación” en cada MRO se realizará el recuento de las opiniones recibidas, que será público y del cual se levantará acta, procediéndose para todo lo demás como en cualquier jornada electoral.
  • El centro coordinador de la convocatoria facilitará a los medios de comunicación el número de personas que hayan participado en la consulta, así como el de opiniones partidarias de la República, de la Monarquía, y el de papeletas nulas o no válidas. En una página de Internet quedarán publicadas todas las actas de las MRO, así como los resultados acumulados por ciudades, circunscripciones y totales.
  • Por último, aunque no me cabe la menor duda de que esta movilización es legalmente impecable, resultará imprescindible preparar el blindaje jurídico ante una posible reacción contraria del Gobierno. Habrá que certificar el cumplimiento de la LOPD para la aplicación móvil en la que deben anotarse transitoriamente los números de DNI facilitados voluntariamente por las personas que acudan, pues en cuanto se hagan todos los recuentos esa información debería eliminarse. No habría que descartar un modelo de papeleta de opinión en la que se incluya un texto que implique la aceptación de la notificación voluntaria del número del DNI por parte de sus titulares a los miembros de las MRO, con objeto de que pueda garantizarse que cada persona solo vota una vez en la consulta, por muchas veces que lo intente y sean cuales sean las MRO a las que acuda.

Resumo:

Hace tiempo dijiste que Felipe VI podía ser un buen presidente de la República y, más recientemente, que España no necesitaba un Rey.

No te estoy pidiendo que Podemos reclame la celebración de un referéndum para que en España se decida la forma de Estado. Estoy pidiendo que Podemos convoque y realice en un día determinado una consulta abierta sobre la forma de Estado. Alguien y en algún momento tiene que dar el primer paso para conseguirlo. Ese alguien es Podemos y el momento de organizarlo y comprometerse públicamente es ahora. Creo que acudirán a opinar millones de personas, y eso tendrá un valor trascendental.

Estoy convencido de que no hay ninguna norma legal que impida la celebración de esta consulta voluntaria, probablemente porque nadie podía imaginar que alguien se atreviera a convocarla, lo que ha facilitado que se creara un vacío legal. Estoy seguro, por poner un ejemplo, que si yo organizara lo mismo en el pueblo donde vivo nadie lo podría impedir, salvo por la fuerza, cosa a la que no se atreverán si una organización como Podemos la impulsa.

Si estás de acuerdo con esta iniciativa, hay que evitar que el Gobierno improvise alguna medida para prohibirla. Una vez asegurada, ya habrá tiempo para divulgarla masivamente y convertirla en el pan nuestro de cada día en las noticias. 

Quiero que Podemos sea capaz de sobrevolar una actualidad cada vez más estresante y peligrosa que, además, debido al conflicto que la ha originado, tiene agarrotadas a las fuerzas políticas. No es necesario recordar que el Congreso no ha aprobado ni una sola ley en lo que va de legislatura y que ni los problemas de la corrupción del PP, ni el debate de los presupuestos, ni ningún otro serán capaces de sacarnos del círculo vicioso en el que nos encontramos.

Para terminar, quiero dar las gracias a quienes han ayudado para que esta petición se pueda debatir en Podemos.

Un cordial saludo desde Mallorca.

 

Añadir nuevo comentario